lunes, 2 de diciembre de 2013

La increíble hazaña de un milano negro

     El pasado mes de julio entró en el CRF de Las Dunas, donde participo como voluntario, entró un pollo de milano negro con una fractura muy fea en el húmero izquierdo. De momento la historia es de lo más común en el devenir de las actividades de un centro como este.
 
Nuestro protagonista poco antes de ser liberado.
     Los veterinarios, dado el estado de la fractura lo clasificaron como irrecuperable dado cómo había soldado el hueso, y como tal lo tratamos a partir de entonces. Se le curó y alimentó con normalidad, y cuando estuvo fuerte le metimos en el voladero grande, que por cierto es más pequeño que los voladeros pequeños de otros centros de recuperación, pero eso es otra historia.
 
     Una vez en el voladero grande, fuimos viendo cómo poco a poco fue cogiendo fuerza, hasta que nos sorprendió dando pequeños vuelos, que fueron haciéndose cada vez más largos y potentes, aunque cuando se posaba se le notaba el ala izquierda algo descolgada.
 
Ya anillado.
     El siguiente paso fue que aprendiese a cazar, y siguiendo el protocolo habitual, aprendió y comprobamos que efectivamente lo hacía. Nos quedaba la duda de si sería capaz de desenvolverse en el medio natural sin problemas. Eso es algo que es difícil de decidir. La disyuntiva era o bien se quedaba para siempre en cautividad, o bien nos arriesgábamos y lo liberábamos, dándole la oportunidad de vivir en libertad. La meditada y consensuada decisión fue la de darle una oportunidad a la vida y a la libertad.
 
Radiografía del ala el día antes de ser liberado.
 
     El día antes de liberarlo, una vez anillado, le hicimos una radiografía del ala dañada, para tener una imagen de cómo había soldado el hueso, es la fotografía superior, por la forma de soldar el ala tendría algún centímetro menos. Nadie nos podíamos imaginar que un pájaro con un alá así pudiese volar, pero estelo hacía. Sólo quedaba la prueba de fuego, la liberación. Ver si cuando tuviese todo el cielo para él sería capaz de volar bien o por el contrario pegaría un vuelo corto de unos cientos de metros y se posaría.
 
     Le pedimos a Miguel Reinares, agente medioambiental que lo iba a liberar que intentase grabar un vídeo de las evoluciones, y así lo hizo. Dadas las limitaciones, el vídeo no tiene mucha calidad desde el punto de vista técnico, pero sirve para evaluar cómo se comportaba. El resultado fue plenamente satisfactorio, aquí pego fragmento de unos pocos segundos.
 
video
 
     Para nosotros como voluntarios del CRF las Dunas, al igual que para los técnicos y responsables de este proyecto, lo vivido con este individuo ha sido algo alucinante, un pájaro que estaba condenado a vivir de por vida en cautividad, en sólo dos meses supo sobreponerse a su grave lesión y recobrar su libertad.

2 comentarios: