lunes, 9 de diciembre de 2013

Según crecen van haciéndonos viejos.

     Revisando fotos en las que aparecen mis hijos, se puede ven cómo van creciendo, y a la vez que ellos crecen, a nosotros nos van haciendo más viejos.
 
     He elegido las fotos de "el Día de las Aves", que se celebra el primer fin de semana de octubre, y en Salamanca lo hacemos a orillas del Tormes, en el entorno de Puente Romano. Al ver las fotos, pensad que siempre son en la misma fecha, podéis ver que solemos tener buena suerte con el tiempo.
 
 
2006
     Elena, 9 años, sentada en la mesa de anillamiento. Tiempo estupendo, octubre y la gente en manga corta.
 
 
2007
     Elena (10 años) sentada en la mesa, en segundo plano con el globo, Álvaro (4 años). Ambos participando en un taller de huellas. Hizo buen tiempo, aunque no tanto como para ir en manga corta.
 
 
 
2008
     Elena (11 años) sentada a la mesa de anillamiento y Álvaro (5 años) de pié a su lado. Octubre y andamos con un forro y remangados.
 
 
2010
 
     Elena (13 años) apuntando en la mesa de anillamiento, a su lado Álvaro (7 años). Los dos con la misma pose. Ese año hizo frío, lluvia y viento. La mesa de anillamiento la tuvimos que colocar debajo del puente.
 
 
 
2011
     Elena (14 años) y Álvaro (8 años), de espaldas. Elena ya se hizo cargo de la cámara de fotos. Volvemos a la manga corta.
 
 
 
2013
 
     Elena no vino este año. Álvaro (10 años) se dedicó a anotar en la mesa de anillamiento. Otra vez en manga corta.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Marcha contra la minería de uranio en Salamanca



     El pasado febrero, en este mismo blog, colgué una entrada en contra del proyecto de una mina de uranio en el municipio salmantino de Retortillo (pincha aquí para verlo). El tiempo ha pasado, se ha formado una plataforma (aquí su enlace), que se opone a esta monstruosidad, pero los políticos de nuestra Junta de Castilla y León siguen con ello adelante.
 
     Parece increíble que los supuestos técnicos de Medio Ambiente no lo hayan tumbado en la Evaluación de Impacto Ambiental, pero claro, cada vez quedan menos funcionarios independientes, la red clientelista creada en nuestras administraciones sirven para esto.
 
     Sigo alucinando con la excusa de los 100 puestos de trabajo. Se siguen aprovechando de la necesidad de la gente, lo que parece que no ven nuestros políticos, sobre todo los locales y regionales, es que de esos 100, una parte importante serán ingenieros y directivos, que evidentemente no serán de la zona. El resto tendrán trabajo para unos 11 años, ONCE AÑOS. Pero se quedarán sin empleo 60 personas, 60 puestos de trabajo consolidados desde hace muchos años en el Balneario de Retortillo, porque no nos olvidemos, ¿se piensan que irá mucha gente a los baños teniendo a un tiro de piedra una mina de uranio?
 
     Por todo esto y muchas otras cosas más, la Plataforma Stop Uranio ha organizado una pequeña marcha para el próximo día 28 de diciembre, día de los inocentes, para reivindicar la salud de fauna y personas en la zona.
 
     Curiosa fecha, la de los inocentes, porque parece una verdadera inocentada (o un chiste) que se plantee un destrozo como este para 11 años.
 
     Quedáis todos invitados. Dadle la máxima difusión.

lunes, 2 de diciembre de 2013

La increíble hazaña de un milano negro

     El pasado mes de julio entró en el CRF de Las Dunas, donde participo como voluntario, entró un pollo de milano negro con una fractura muy fea en el húmero izquierdo. De momento la historia es de lo más común en el devenir de las actividades de un centro como este.
 
Nuestro protagonista poco antes de ser liberado.
     Los veterinarios, dado el estado de la fractura lo clasificaron como irrecuperable dado cómo había soldado el hueso, y como tal lo tratamos a partir de entonces. Se le curó y alimentó con normalidad, y cuando estuvo fuerte le metimos en el voladero grande, que por cierto es más pequeño que los voladeros pequeños de otros centros de recuperación, pero eso es otra historia.
 
     Una vez en el voladero grande, fuimos viendo cómo poco a poco fue cogiendo fuerza, hasta que nos sorprendió dando pequeños vuelos, que fueron haciéndose cada vez más largos y potentes, aunque cuando se posaba se le notaba el ala izquierda algo descolgada.
 
Ya anillado.
     El siguiente paso fue que aprendiese a cazar, y siguiendo el protocolo habitual, aprendió y comprobamos que efectivamente lo hacía. Nos quedaba la duda de si sería capaz de desenvolverse en el medio natural sin problemas. Eso es algo que es difícil de decidir. La disyuntiva era o bien se quedaba para siempre en cautividad, o bien nos arriesgábamos y lo liberábamos, dándole la oportunidad de vivir en libertad. La meditada y consensuada decisión fue la de darle una oportunidad a la vida y a la libertad.
 
Radiografía del ala el día antes de ser liberado.
 
     El día antes de liberarlo, una vez anillado, le hicimos una radiografía del ala dañada, para tener una imagen de cómo había soldado el hueso, es la fotografía superior, por la forma de soldar el ala tendría algún centímetro menos. Nadie nos podíamos imaginar que un pájaro con un alá así pudiese volar, pero estelo hacía. Sólo quedaba la prueba de fuego, la liberación. Ver si cuando tuviese todo el cielo para él sería capaz de volar bien o por el contrario pegaría un vuelo corto de unos cientos de metros y se posaría.
 
     Le pedimos a Miguel Reinares, agente medioambiental que lo iba a liberar que intentase grabar un vídeo de las evoluciones, y así lo hizo. Dadas las limitaciones, el vídeo no tiene mucha calidad desde el punto de vista técnico, pero sirve para evaluar cómo se comportaba. El resultado fue plenamente satisfactorio, aquí pego fragmento de unos pocos segundos.
 
video
 
     Para nosotros como voluntarios del CRF las Dunas, al igual que para los técnicos y responsables de este proyecto, lo vivido con este individuo ha sido algo alucinante, un pájaro que estaba condenado a vivir de por vida en cautividad, en sólo dos meses supo sobreponerse a su grave lesión y recobrar su libertad.