martes, 19 de febrero de 2013

Cajas nido en Jesuítas

     Como dice el amigo Haritz (El Campero Inquieto) además de observar hay que conservar. El pasado 11 de febrero, aprovechando las fiestas de carnaval, algunos miembros del Grupo Local SEO-Salamanca fuimos a instalar un total de 14 cajas nido de tres diseños diferentes por lo que están destinadas a tres grupos de aves bien diferenciadas. Como no es cuestión de ir repitiéndonos, hay información complementaria en el blog de SEO-Salamanca, aquí quiero plasmar mi punto de vista personal, que es el de quién ha construido las cajas nido, y el que hace la cabra para instalarlas.

Colocando cajas en una tapia tapizada de hiedra.
     Evidentemente después de conseguir la madera, construir las cajas, recibir los permisos correspondientes y demás trámites, nos plantamos en el Parque de los Jesuítas, el mayor de la ciudad de Salamanca, con una población de aves interesante, a lo que hay que añadir que aún no ha habido ningún iluminado que ha soltado unos cuantos gatos por allí (pinchar aquí para ver un paseo). Como decía, después de todo lo dicho, nos plantamos a colocar las cajas, con la ayuda inestimable del Ayto. de Salamanca que nos proporcionó el utillaje para colgarlas.

     El primer grupo de cajas están adosadas a una tapia cubierta de hiedra. La primera idea era sujetarlas  a la pared mediante tornillos, pedí un taladro a batería a los amigos de Trabajos Verticales (Pepe y Mª José) que ya nos ayudaron en su día a colocar una caja para halcón en la Catedral. Al final fue imposible, y las cuatro cajas ahí colocadas las estronqué entre las ramas de la hiedra. Estas cajas son abiertas, pensadas para especies como el colirrojo tizón.

Subiendo a un pino para colgar cajas de autillo.
     El segundo grupo de cajas, pensadas para autillo, se colocaron en tres pinos, hubo que aumentar la altura, por lo que tuvimos que cambiar de escalera y coger una más alta. Estas cajas son más grandes, de medidas interiores 20 x 20 x 35 aproximadamente, con el agujero de 60 mm, posadero interior y el fondo cubierto con un par de dedos de viruta de madera para evitar que los huevos rueden. Estas las hemos sujetado con alambre protegido con una manguera de goma.

Colocando caja con pértiga.
     Para terminar, cambiamos la escalera por la pértiga y colocamos 14 cajas destinadas a especies como el herrerillo o el carbonero. Las colocamos en distintas especies arbóreas, a unas alturas entre 5 - 6 metros aproximadamente. Para todas tuvimos en cuenta la orientación de la entrada. En un principio intentamos abrir la pértiga a tope, para colocar las cajas a unos 7 metros, pero luego decidimos que no merecía la pena el esfuerzo de mover un palo tan largo, así que sólo abrimos dos tramos y el trabajo se realizó rápido.

     La primera fase está hecha, la colocación, durante esta primavera haremos alguna visita para ver desde abajo si son ocupadas, pero eso ya depende solamente de si a nuestros amigos alados les gusta los chalecitos que les hemos preparado. También esperemos que el tonto de turno, no la emprenda a pedradas con alguna de nuestras cajas aprovechando la oscuridad de la noche y los efectos etílicos del botellón.

3 comentarios:

  1. Memorable labor! da gusto ver gente como vosotros....ademas implicais al ayuntamiento , ahora a darle publicidad de la buena para que la cultura cajaril sea cada vez mas conocida!
    Suerte con las ocupaciones!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya iremos informando.
      Muchas gracias por los comentarios.

      Eliminar
  2. Seguro que, en recompensa por vuestra labor, esta primavera tendréis la ocupación de 'los chaletes' como en temporada alta.
    ¡¡Muy buena iniciativa!!
    Un saludo de 'ojolince y sra.' desde Pucela.

    ResponderEliminar